Once provincias bajo llamas

FARN

Hace varias semanas 11 provincias están siendo afectadas por los incendios. La gravedad de la situación hizo que @ConFedMedAmb y @AmbienteNacion declararan en todo el territorio nacional la “Emergencia Ígnea”. Pero ¿es esta la vía para prevenir y combatir el fuego?

Con esta “Emergencia Ígnea” las autoridades nacionales y provinciales visualizan como relevante una coordinación que ya debiera estar funcionando según la Ley 26.815 de Sistema Federal de Manejo del Fuego, pero que solo se ha dado parcialmente.

Aún hay provincias que no han reglamentado la Ley 26.815 a nivel local, lo cual es un obstáculo importante a la hora de asegurar un trabajo coordinado con organismos a distintos niveles. Asimismo, hay limitaciones en materia de información pública. Varias provincias no reportan cada año la totalidad de hectáreas afectadas por incendios. Así los datos oficiales no reflejan la realidad de los territorios ni se condicen con datos relevados por otras instituciones.

En este contexto, desde FARN destacamos que resulta urgente un cambio de paradigma en la materia. En Argentina cuando el fuego desaparece también lo hace el Estado. Es esencial que se pase de un accionar “emergentista” a una gestión preventiva e integral del fuego.

La mirada reactiva y cortoplacista vigente en el combate ante las llamas termina condicionando las políticas de manejo del fuego y convirtiéndolas en ineficientesEl Estado tiene que trabajar con las poblaciones locales a lo largo del año para prevenir los incendios.

El trabajo en prevención en materia de incendios, ponderando la variable meteorológica y climática y con enfoque comunitario, es una cuestión a abordar prioritariamente. No podemos estar corriendo siempre detrás del fuego.

Las cientos de miles de hectáreas quemadas entre 2020 y 2021 deberían haber sido motivo suficiente para instaurar las acciones que permitan pasar de la declaración de emergencias a evitar los incendios y sus impactos socioambientales.

Además, es fundamental implementar y financiar la legislación vigente en materia de fuego y la #LeyDeBosques, que está dotada de cada vez menos fondos.

También es urgente un ordenamiento del territorio. El Delta del Paraná, severamente afectado por las quemas, requiere la implementación efectiva del PIECAS. De poco sirven las prohibiciones de quemas y fallos judiciales si no hay presencia y control en territorio.

El Delta necesita de inmediato acciones territoriales efectivas y permanentes que permitan llegar a acuerdos multisectoriales a corto plazo para detener las quemas, con enfoque comunitario y participación social.

Por otro lado, para prevenir los incendios, también resulta indispensable la pronta sanción de una #LeyDeHumedalesYA. Si el proyecto no queda en el temario de las sesiones extraordinarias que convocaría el Presidente durante enero, se caerá por tercera vez en el Congreso.1

Por último, sostenemos que cuando se están dando severos incendios en mitad del país lo único que debe priorizarse es la mejora de la gestión, dejando para otro momento la evaluación de las más o menos ciertas estadísticas sobre incendios.

Para más información y propuestas para manejar el fuego, podés acceder a los documentos “Argentina Incendiada Parte 2”: https://bit.ly/3HERZtu y “Delta del Paraná: las quemas no tienen fin”: https://bit.ly/37EP2JI

fuente: FARN


#GreenStyle #VidaEnVerde

NOTAS RELACIONADAS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
La comunidad verde
Sitio web optimizado por: Diseño Web
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento