LEYENDO

Silvio Tinello: Diseño creativo a partir de la bio...

Silvio Tinello: Diseño creativo a partir de la biofabricación.

Silvio Tinello es diseñador Industrial con un Master en Sustentabilidad otorgado en Filadelfia, creo el primer producto Bio fabricado cultivado en Yerba Mate, te invitamos a sumergirnos en el mundo del arte, el diseño y la biofabricación.

cultivo hongo 2

¿Cómo nace la idea de incursionar en la biofabricación?

La idea de incursionar en la biofabricación no es espontanea, en realidad para entenderlo mejor sirve comprender el proceso de años de aprendizaje por el cual transité. Se remonta allá por el año 2006 cuando co-fundé Estudio UAU, y en donde comienzan mis primeros pasos en la experimentación con materiales.

Ya en el año 2009 me embarco en un proyecto que, viéndolo a la distancia, representa un momento bisagra en mi carrera. Como mi primera tesis de grado, desarrollo y propongo un material a base de caucho reciclado con el que luego co-diseñamos y perfeccionamos para el estudio, una línea de mobiliario para exteriores conocida como “buna”. Destaco este proyecto como punto de inflexión en mi carrera, porque me sirvió para comprender cuál era el lugar que quería ocupar como generador de contenido de cultura material.

Un lugar en el que  todo proyecto en el que me involucrase, estuviese alineado siempre con la sustentabilidad y tuviese en cuenta el impacto sobre el medio ambiente y los seres vivos.

Es así que, en el año 2012 aplico y gano una beca Fulbright (del programa BEC.AR, de Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación) y me voy en 2013 a vivir a Philadelphia USA a cursar por dos años, un Master en diseño Sustentable a la Universidad de Philadelphia.  Como mi segunda tesis, desarrollo otro material pero esta vez a base del descarte de la producción de la Yerba Mate (YM) y aglutinada con Micelio (algo así como la raíz de los hongos). Este desarrollo tampoco es espontaneo. Es el resultado de otro proceso de investigación y desarrollo en donde descubrí el mundo de la biofabricación, al que ahora, luego de años de experimentación, puedo reconocerlo como otro punto de inflexión en mi carrera; ya que lo entiendo como una evolución orgánica en el proceso de aprendizaje.

IMG_5386

Ya en 2016 fundo mi propio estudio para continuar con el desarrollo y aplicación de materiales y productos de consumo, pero esta vez desde un nuevo paradigma. Para continuar incursionando en el mundo de la biofabricación, al que ahora, luego de años de experimentcion, puedo reconocerlo como otro punto de inflexion en mi carrera. Ya que lo entiendo como una evolución organica en el proceso de aprendizaje. Este bioaglomerado fúngico (o telgopor organico “en criollo”) es una evolucion del material a base de caucho y resina que desarrollé en mi primer tesis, con el valor agregado que este  material  es biodegradable y  retorna al medio ambiente, una vez que el primer ciclo de vida ha finalizado. A diferencia de buna, que cuando llegase su fin de ciclo de vida, iba a terminar siendo basura nuevamente.

Para mí, el universo de la biofabricacion es fascinante, me apasiona la idea de diseñar empleando la biología como tecnología y de cultivar y hacer crecer, en vez de manufacturar los materiales o productos. Soy conciente de que mis proyectos representan un cambio de paradigma.

Soy consciente de que estoy demostrando que realmente podemos hacer las cosas de otra manera y no solo teóricamente. De que podemos replantearnos los modos de HACER actuales, en los que TOMAMOS, HACEMOS y TIRAMOS, basados en modelos de economías lineales que venimos empleando casi sin cuestionarnos desde la Revolución Industrial.

IMG_5317

La yerba mate forma parte de nuestra cultura e incorporarla a tus trabajos me parece algo fantástico, ¿Cómo es que llegaste a trabajar con la Yerba Mate? ¿Cómo es la recepción de la gente al ver que utilizas este material?

La elección de la Yerba Mate (YM) como parte del material desarrollado tampoco es espontanea ni inocente. Justamente, con la experiencia previa de haber desarrollado un material a base de caucho reciclado, aprendí que hay una curva de aceptación e incorporación por parte de los consumidores, y eso tiene su costo. Lo comprendí cuando diseñamos el banco de caucho y experimenté la recepción por parte de la gente al ver el material con el que estaba hecho, una mezcla de asombro, pero con reservas. Es ahí que cuando me encontré con la posibilidad de desarrollar otro material innovador, mi intuición basada en la experiencia, me decía que debía buscar un material que ya formase parte de nuestra cultura y que reduzca esa brecha. Si pensamos en lo que nos identifica como argentinos (y a las pruebas de haber vivido afuera me remito), las primeras palabras que se cruzan son: El tango, el fútbol y el mate.

Y la idea de desarrollar un material con algo que forma parte del “ADN de nuestra cultura” me parecía fascinante.

Es así que, me metí de lleno, a investigar el proceso productivo de la Yerba Mate, siguiendo mi intuición y con la ilusión de que iba a encontrar algún dato que justificase científicamente mi hipótesis.

Recordemos que esta investigación era en un marco de una tesis para un Master de ciencia, había que encontrar pruebas y evidencias; y es así que una noche en la biblioteca del campus (y para mi suerte) el momento Eureka llegó.

Luego de sumergirme en libros y libros que describían el proceso productivo de la Yerba logré identificar que realmente, en la actualidad, se están desechando toneladas de Palos de YM.

Lo que para mí representaba por un lado, un problema de eficiencia de proceso productivo y por el otro lado, una oportunidad de mejora, en donde mediante el diseño, podía agregarle valor a este descarte y transformarlo en un material que sirviese para el diseño de productos. Con el plus de no competir con la Yerba como alimento, ya que justamente se está aprovechando el descarte de la producción actual.

La recepción con el público es muy buena. Innovar desde el material, me permite como diseñador jugar con la sorpresa, generar esas cosquillas en los demás que dan ganas de preguntar y saber más de que se trata. Somos todos curiosos por naturaleza. De hecho la gente se acerca y toca, y si no lo hacen los invito a que toquen, sientan el aroma del material o cuánto pesa. Es muy liviano y de características similares al telgopor, con el valor agregado de que es biodegradable y no tarda años en degradarse como este último.

¿Crees que a través del arte se puede crear conciencia ecológica?

Sí, creo que a través del arte se puede crear conciencia ecológica. El arte en cualquiera de sus formas creo que sirve para movilizar, cuestionarnos, tocar teclas y emociones en cada uno de nosotros de manera distinta pero efectiva.

Con los bancos buna por ejemplo, en reiteradas ocasiones hemos donado piezas para que sean intervenidos por artistas y pasen a ser soporte de un mensaje además de un banco (funcionalmente hablando). Esto nos permitió llegar a un público más diverso a través del arte, comunicando también el mensaje de conciencia ecológica que promulgábamos con el producto en sí.

En la actualidad estoy experimentando en mi estudio justamente, el uso de la biofabricacion en proyectos artísticos, más allá del diseño de productos.

¿Qué beneficios tiene utilizar la biología como tecnología?

Creo que me voy a quedar corto en la respuesta, porque de hecho, muchos de los beneficios los estoy descubriendo. El primero que se me viene en mente es el hecho de la tranquilidad de conciencia de saber de qué los productos que estoy creando realmente no están generando ni van a generar impacto negativo en el medio ambiente. El uso de procesos biológicos para procesos productivos da como resultado productos que están alineados con la naturaleza, en donde el concepto de basura no existe. Una vez que el producto llega a su primer ciclo de vida, el material que lo compone se transforma en nutriente para otro ciclo de vida, como pasa en la naturaleza misma. A través de las investigaciones puedo comprender a los materiales como nutrientes, y al diseñar un producto lo hago como uno hace una receta, en donde tengo en cuenta todo el ciclo de vida del producto, desde su nacimiento hasta su muerte, más bien transformación.

Los beneficios además de ser éticos y ecológicos, también se puede traducir en la reducción de costos e insumos para la elaboración de materiales y productos. Los procesos de biofabricacion que he diseñado se podrían sintetizar en el uso de un cultivo de bacterias, agua y tiempo por ejemplo.

_MG_4834-Edit

¿Cuáles son tus próximos proyectos para este 2018?

2018 trae muchas novedades. Tengo la fortuna de anunciar que la colección “Objetos Cultivados” presentada en la última edición de la Feria Puro Diseño, ha sido ganadora del concurso “Healthy Materials” (materiales saludables) organizado por “Healthy Materials Lab” (Laboratorio de Materiales Saludables) de “PARSONS The New School of Design” , la prestigiosa Universidad de Diseño de la Ciudad de Nueva York. El concurso seleccionó talentos de todo el mundo con proyectos relacionados a la sustentabilidad a partir del desarrollo y diseño de materiales saludables. Menciono este suceso ya que el premio es una beca para el nuevo programa de materiales saludables que están por lanzar en breve, así que seguramente tendrán novedades de los frutos que dé este premio.

Por otro lado sigo en la investigación y el desarrollo de más aplicaciones y diseño de productos para los materiales biofabricados que he diseñado. Estoy trabajando con artistas y diseñadores en colaboraciones donde complementamos y potenciamos nuestros saberes y experiencias.

Te invitamos a seguir a Silvio en sus redes y enterarte sobre sus novedades.

WEB: www.silviotinello.com
EMAIL: silviotinello@gmail.com
FACEBOOK: www.facebook.com/silvio.tinello.designer
INSTAGRAM: @silviotinello


#GreenStyle #VidaEnVerde

NOTAS RELACIONADAS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

INSTAGRAM
La comunidad verde
Sitio web optimizado por: SEO Valencia
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento