LEYENDO

Una lámpara compostable hecha con impresora 3D y c...

Una lámpara compostable hecha con impresora 3D y cáscaras de naranja

¿Y si tu lámpara de noche estuviera hecha a base de cáscaras de naranja? Esta es la idea detrás del proyecto de la lámpara Ohmie, diseñada por la empresa italiana Krill Design.

Movimientos artísticos como el Trash Art ya han dejado patente que se puede crear una pieza de arte a partir de cualquier desecho o desperdicio ya sea orgánico o artificial.

En esta oportunidad Krilldesign da nueva vida a los recursos de la naturaleza como las cáscaras, semillas y cáscaras de frutas para crear productos de ecodiseño y promover un proceso de Economía Circular respetuoso con el medio ambiente. 

Ohmie está diseñada en sinergia con la naturaleza para ofrecer una experiencia única: desde la textura de la piel de naranja hasta la superficie exterior, las finas capas de impresión 3D y su ligero aroma, te permite embarcarte en un viaje a través de los sentidos.

Hecho de un solo cuerpo , Ohmie está especialmente diseñado para usar la menor cantidad de material posible , es tan liviano como su huella verde y tiene un haz perfectamente angulado para iluminar su espacio de trabajo. 

Fabricación de la lámpara Ohmie

Una de las razones por las que Krill Design eligió las cáscaras de naranja como material de fabricación es simplemente por su abundancia, así como sus propiedades. Domiziana Illengo, responsable de marketing de la agencia, explica: “El vínculo entre el biopolímero básico de la fermentación de almidones vegetales y el material agregado de cultivos orgánicos, es que necesitan azúcares para unirse. Las naranjas son ricas en carbohidratos, que químicamente son básicamente lo mismo que el azúcar. Y así nos ayuda a desarrollar un material robusto. Primero las pieles se secan, después se trituran hasta obtener un polvo y finalmente se convierten en gránulos”.

Para el proyecto necesitaban un material sólido capaz de soportar el peso de la parte superior de la lámpara, donde se encuentra la bombilla. La agencia dice que tuvo que crear varios prototipos, 7 concretamente, para encontrar el diseño correcto. La lámpara Ohmie puede inclinar su cabezal y mantener la base erguida. Cada lámpara está hecha con dos naranjas y pesa solo 153 gramos.

A priori, el material enriquecido con cáscaras de naranja podría extruirse en cualquier máquina FDM de escritorio, en aproximadamente dos horas. Sin embargo, la empresa advierte de que puede haber problemas de calidad si no se obtiene buena gestión térmica, ya que algunas impresoras 3D no están desarrolladas para trabajar con materiales orgánicos. Además, una vez impresa, la lámpara Ohmie desprende un agradable olor a naranja, ¡lo cual es realmente sorprendente!

La lámpara viene con una bombilla LED y un regulador para adaptar la luz al entorno y a las necesidades, todo por 59 euros. Puedes encontrar más detalles AQUÍ y apoyar la campaña de crowdfunding! En cualquier caso, Krill Design no tiene la intención de limitarse a las naranjas, y quiere lanzar toda una gama de productos orgánicos. 

Economía Circular

Utilizando biomateriales de Economía Circular, revalorizan los residuos de la cadena alimentaria (pieles de naranja, posos de café, etc.), gracias a ello han desarrollado biomateriales exclusivos biodegradables y compostables, que cuentan la historia de un viaje circular que realizan los residuos de la cadena alimentaria.

Cada objeto es modelado por los diseñadores y producido bajo pedido en función de sus necesidades.


#GreenStyle #VidaEnVerde

NOTAS RELACIONADAS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
La comunidad verde
Sitio web optimizado por: SEO Valencia
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance